Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Explicacion del tratamiento individual atraves de la camara
Explicacion del tratamiento individual atraves de la camara
Clinica en C/Leoncio Suarez
Clinica en C/Leoncio Suarez
Dra. con una paciente infantil
Dra. con una paciente infantil
Recepcion de la clinica
Recepcion de la clinica
Sillon odontologico
Sillon odontologico
Con una buena higiene bucal disfrutaras de buena salud
Con una buena higiene bucal disfrutaras de buena salud
Sonrisa perfecta
Sonrisa perfecta

Caries

Las caries dentales son uno de los trastornos más comunes. Suelen aparecer en los niños y en los adultos jóvenes, pero pueden afectar a cualquier persona y son una causa común de pérdida de los dientes en las personas más jóvenes.

 
Progreso de una caries paso a paso
Placa y sarro en los dientes

Las bacterias se encuentran normalmente en la boca y convierten todos los alimentos, especialmente los azúcares y almidones, en ácidos. Las bacterias, el ácido, los residuos de comida y la saliva se combinan en la boca para formar una sustancia pegajosa llamada placa que se adhiere a los dientes. Es más común en los molares posteriores, justo encima de la línea de la encía en todos los dientes y en los bordes de las obturaciones.

La placa, que solo se elimina de los dientes mediante una limpieza profesional, se convierte en una sustancia llamada sarro. La placa y el sarro irritan las encías, produciendo gingivitis y periodontitis. Limpieza de placa y sarro de los dientes

La placa comienza a acumularse en los dientes al cabo de 20 minutos después de comer. Si ésta no se quita, comenzará a presentar caries.

Los ácidos en la placa dañan el esmalte que cubre el diente y crean orificios allí (caries). Las caries generalmente no duelen, a menos que se tornen muy grandes y afecten los nervios o causen una fractura del diente. Sin tratamiento, pueden llevar a un absceso dental. La caries dental que no se trata también destruye el interior del diente (pulpa), lo cual causa la pérdida de éste.

Los carbohidratos (azúcares y almidones) aumentan el riesgo de caries dentales. Los alimentos pegajosos son más dañinos que los no pegajosos, ya que permanecen sobre los dientes. Los refrigerios frecuentes aumentan el tiempo en que los ácidos están en contacto con la superficie del diente.

 

Etiquetas de la sección

caries | tratamientos